Escudo de Armas de Pelabravo

Escudo de Armas de Pelabravo

DESCRIPCIÓN DEL ESCUDO DE ARMAS

Escudo partido y entado en punta. Primero, de azur con la iglesia de San Juan Bautista de Pelabravo sobre tres espigas de oro. Segundo, de gules con una torre en su color. Entado de plata con ondas de azur. Al timbre, la Corona Real Española.

Se ha escogido para el escudo el modelo español, rectilíneo en el jefe y los flancos y curvilíneo en la punta, por ser éste el más usado en la heráldica nacional, y particularmente en los reinos de Castilla y León.

Al timbre se usa la Corona Real de la Casa de Borbón, que la que se rige en España, de manera que todas las ciudades y villas se han de considerar realengas. Tiene ésta un cerco o cintillo de oro con perlas y piedras preciosas, forrado de gules, realzado de ocho florones con forma de acanto levantadas, entre las que se interponen ocho puntas más bajas, rematadas en su punta por perlas y, apoyadas en los florones, diademas de oro cargadas de perlas, unidas al centro, cimadas de un globo o mundo de azur, con el meridiano y el ecuador de oro, sumado de una cruz de oro.

 

DATOS HISTÓRICOS QUE JUSTIFICAN LAS ARMAS DEL ESCUDO

 

El origen del actual doblamiento de Pelabravo se remonta a la repoblación de las tierras cercanas a la ciudad de Salamanca, hacia finales del siglo XII y comienzos del XIII. La primitiva aldea quedo integrada en el concejo salmantino, dentro del cuarto de Peña del Rey, manteniéndose dentro del realengo desde entonces. La importancia del término dentro de una rica zona cerealista, así como el destacado papel de Pelabravo en la elaboración del pan, quedan reflejados en las armas del municipio por medio de tres espigas de oro, las cuales además hacen referencia a los tres núcleos de población que conforman el actual término municipal: pelabravo, Naharros del Río y Gargabete. Se representan sobre campo de azur, color que representa su vinculación con las actividades agrícolas.

La iglesia parroquial de San Juan Bautista, cuya existencia se remonta al menos al siglo XIII, se caracteriza por la peculiaridad de tener su torre campanario separada del cuerpo del edificio, hecho que se debe a las reformas emprendidas en el mismo a lo largo del siglo XVIII.

Se encontraba dentro del actual término municipal la aldea de Naharros del Río, cuyo origen y circunstancias fueron similares a las de Pelabravo. Se ubicó junto al río Tormes, y en sus inmediaciones se levantó, durante la Alta Edad Media, un torreón que formó parte de un entramado defensivo a lo largo de la ribera de dicho río. Queda reflejado este hecho en las armas del municipio a través de una torre sobre campo de gules. Despoblada esta aldea durante la Edad Moderna, con el nuevo ordenamiento provincial de 1833 pasó a formar parte del término municipal de Pelabravo.

Finalmente, un elemento que ha influido en el desarrollo del municipio ha sido la presencia de dos corrientes fluviales: en primer lugar el río Tormes, que delimita el término por el norte, y por otro lado el río Gargabte, que cruza el término de sur a norte, y junto al cual surgieron dos entidades de población de menor entidad llamadas Gargabete de Arriba y Gargabete de Abajo. Esta circunstancia queda representada en el escudo heráldico con ondas de plaza y azur.


Miguel Carabias Orgaz
Miguel García Figuerola

Licenciado en Filología Hispánica
Doctor en Geografía e Historia

 

Nombre Descarga
Escudo de Armas Pelabravo Descarga de documento